Blog
Gripes y resfríos en el embarazo. Cómo prevenirlos y tratarlos

Gripes y resfríos en el embarazo. Cómo prevenirlos y tratarlos

El hecho de que no se pueda utilizar ningún medicamento durante esa etapa, hace que sea más difícil de tratar. Por eso te entregamos consejos para prevenir.

El estado de gestación es uno de los más especiales que puede vivir una mujer. Está lleno de cambios a todo nivel y también requiere una serie de cuidados físicos para que el feto en crecimiento se desarrolle de la mejor manera posible.

Por eso es que existen muchas restricciones en cuanto qué medicamentos se pueden administrar y cuáles no. Es por eso que se debe procurar tomar los resguardos para no contagiarse sobre todo en esta época.

Sin embargo, lamentablemente a veces por diversos factores la mujer en estado de gravidez se resfría o agripa. Por eso es importante tomar algunas medidas que ayuden a evitar que nos enfermemos o en caso de que no se haya podido evitar, a recuperarnos lo más temprano posible.

¿Cómo nos contagiamos de gripe o resfrío?

La gripe se contrae al infectarse por el virus de la gripe por vía respiratoria. Si alguien con gripe tose el virus queda en el aire y al respirarlo se introduce en nuestros pulmones. Si una persona enferma de gripe tose colocándose la mano delante de la boca y luego toca algún utensilio, el virus quedará allí. Si nosotros tocamos este utensilio y después nos llevamos la mano a la boca, nariz o los ojos, nos contagiaremos con el virus.

También al enfrentarse a algún cambio de temperatura nos exponemos a resfriarnos y que ese resfrío pueda complicarse, transformándose en bronquitis o neumonía . Esto puede ser más complejo para quien está embarazada, puesto que existe una vida en crecimiento.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas de gripe en el embarazo son los mismos para toda persona. Algunos de estos son:

  • Tos
  • Dolor de garganta
  • Secreción nasal
  • Fiebre

También puede incluir síntomas como:

  • Dolores corporales
  • Dolor de cabeza
  • Fatiga
  • Vómitos y diarrea

¿Cómo se trata la gripe en el embarazo?

En caso de tener gripe durante la etapa de gestación, sólo se le da tratamiento sintomático, es decir, para mejorar los síntomas que produce. Por tanto, en caso de que no haya ninguna otra contraindicación se puede tomar Paracetamol para mejorar los dolores, pero nunca Aspirina ni antiinflamatorios. También pueden aplicarse sprays de agua de mar para ayudar a despejar la nariz. Es muy importante hidratarse bien, bebiendo muchos líquidos.

Algunas medidas a tomar apenas empiecen los primeros síntomas son:

  • Mantenerse de reposo e ingerir alimentos ricos en vitamina C, ya que es una forma natural de fortalecer las defensas del organismo.
  • Para combatir la tos, que puede llegar a ser muy desagradable en el embarazo, además de aumentar el consumo de líquidos, se recomienda ingerir té con jengibre y miel. Esto ayudará a evitar que la garganta se seque y se irrite.
  • Evitar compartir alimentos, vasos y cubiertos.
  • Evitar ir para ambientes cerrados y con gran concentración de personas.
  • Lavarse las manos frecuentemente.
  • Evitar apretones de mano, besos y abrazos.
  • Evitar llevarse las manos a la boca.

Sólo si es recetado por el médico, podría administrarse algún medicamento de forma moderada.

¿Qué alimentos consumir para prevenir la gripe?

Es muy importante llevar una alimentación saludable que ayude a mejorar el sistema inmunitario. Algunos de estos alimentos son:

  • Zapallo. Su alto contenido en betacarotenos la convierte en uno de los alimentos perfectos para prevenir la gripe. Estos pigmentos son una fuente de Vitamina A, la cual mejora las defensas del sistema inmune y protege órganos como los pulmones frente a las infecciones.
  • Zanahorias. Las zanahorias son otro de los alimentos más ricos en betacarotenos que puedes encontrar. En cualquiera de sus formas, este tubérculo también ayuda al sistema inmune.
  • Legumbres. Este tipo de alimentos son muy beneficiosos para mantener la temperatura corporal, además de ser ricos en antioxidantes, que ayudan a prevenir infecciones.
  • Miel. Es uno de los mejores remedios caseros para calmar la tos y también ayuda a prevenir catarros y gripes indeseadas al mejorar las defensas.
  • Ajo. Este alimento tiene grandes beneficios para la salud, entre los que destaca su alto contenido en alicina, un componente con un alto poder antiséptico y que estimula el sistema inmunitario.

Recuerda que tu salud es prioridad. Siguiendo estos simples consejos, podrás fortalecer tu sistema inmune y evitar las desagradables o gripes.