Blog

¿Crees sufrir de incontinencia urinaria?

La pérdida involuntaria de orina, frecuente en mujeres, suele traer consigo muchas interrogantes a quienes la padecen, además de la disminución de calidad de vida. Conoce más en el siguiente artículo de nuestros expertos.

La pérdida involuntaria de orina o incontinencia urinaria, se maneja en diferentes tipos y niveles de acuerdo a los síntomas del paciente. Es más frecuente en mujeres por su vinculación con el parto. Por este motivo, su consulta oportuna y prevención resultan clave en su tratamiento.

Se genera al presentar una presión dentro de la vejiga superior a la presión en la uretra. Entre sus causas, podemos vincular una hiperactividad del músculo detrusor, por problemas o daños neurológicos, alteración del esfínter externo y de los músculos del suelo pélvico, o fallo del esfínter interno ante una relajación inapropiada o lesión orgánica.

Puede controlarse con ejercicios kinesiológicos para fortalecer el piso pélvico, cirugía, o una combinación de ambos, medicamentos, neuromodulación y Botox entre otros.


Existen diferentes tipos de incontinencia urinaria:

De esfuerzo: es la más común y se produce durante ciertas actividades como toser, estornudar, reírse o hacer ejercicio.

De urgencia, imperiosa o urgincontinencia: es la necesidad intensa que ocurre como resultado de una necesidad urgente y repentina de orinar inmediatamente. Luego la vejiga se contrae y la orina se escapa. No deja tiempo después de sentir la necesidad de orinar para llegar hasta el baño antes de orinarse.

De rebosamiento: es la que excede la capacidad de la vejiga, ya que no se vacía completamente y propicia a que se presente goteo de orina.

Mixta: ocurre cuando a la par, se presenta estrés e incontinencia urinaria imperiosa.

PREVENCIÓN

El 40% de las mujeres mayores de 40 años posee incontinencia urinaria.

Algunas medidas que pueden retrasar su aparición y prevenirla, están las siguientes:

  • Dieta equilibrada

Evita las comidas picantes, y aumenta el consumo de fibra.

Evitar el sobrepeso y la obesidad para alejar la presión intraabdominal.

Reduce el consumo de bebidas como el café, los refrescos y bebidas carbonatadas, el alcohol y los cítricos.
 
 

  • NO a los diuréticos

Reducir su consumo te dará menos ganas de orinar.
 

Evitar beber entre cuatro y dos horas antes de irse a dormir.
 

  • No empujes ni hagas esfuerzo al orinar. 

De esta manera evitará que se dañen los músculos del suelo pélvico.
 

El miedo y la vergüenza son los principales enemigos de la incontinencia urinaria, muchos pacientes afectados por esta condición dejan de consultar por este motivo.  En #Vafamed, nuestros expertos te atenderán de forma cercana para que recuperes tu salud y tranquilidad. Agenda cita a través de Reserva tu hora Vafamed