Blog
Cómo afecta la falta de vitamina D en mujeres

Cómo afecta la falta de vitamina D en mujeres

La presencia de la vitamina D en nuestro organismo, regula muchos aspectos y los bajos niveles de este podría generar diversas consecuencias. Conoce cuáles son y cómo tratarlo.

Mantener una buena salud es un desafío para todos los seres humanos. Muchas veces creemos que mantener una dieta saludable, no tener vicios y hacer ejercicio son requisitos suficientes para que nuestro organismo funciones correctamente sin riesgo de que se manifiesta alguna enfermedad importante.

Sin embargo, existen diversos nutrientes y vitaminas que son esenciales para nosotros. Muchos desconocen su importancia o los riesgos que implica la falta de estos.

Una de estas vitaminas, es la vitamina D, la cual en realidad es una hormona fundamental para garantizar un buen estado de salud.

¿Cuál es la función de la vitamina D?

La vitamina D regula diversos aspectos del organismo y trabaja en el funcionamiento de otros.

Algunos de ellos son:

  • Ayudar al organismo a absorber calcio, el principal elemento de los huesos.
  • Regular los niveles de calcio y fósforo en sangre.
  • Promover la absorción intestinal de fósforo y de calcio a partir de los alimentos y la reabsorción de calcio a nivel renal.
  • Participar en el desarrollo del esqueleto mediante la contribución de la formación y la mineralización ósea.
  • Intervenir en los procesos del sistema inmunológico.
  • Contribuir al antienvejecimiento.

¿Cómo influye el déficit de la vitamina D en las diversas etapas de la mujer?

En cada una de las etapas de la mujer, el déficit de esta vitamina puede afectar de manera adiferente.

  • Durante la infancia: El déficit puede provocar raquitismo y osteomalacia (enfermedad de reblandecimiento de los huesos).
  • Durante la adolescencia: Podrían reducirse los niveles de ferritina (proteína que almacena hierro) o repartirse la grasa corporal de manera irregular.
  • Durante la edad fértil: Pueden presentarse alteraciones metabólicas, como puede ser el síndrome de ovario poliquístico (SOP). A esta edad, los niveles de vitamina D, se relacionan con la calidad de los ovocitos y con la receptividad endometrial para la implantación.
  • En el embarazo: Se asocia con patologías como la diabetes gestacional, la preeclampsia o la anemia. En bebés neonatos se vincula a pesos más bajos al nacer y tallas más pequeñas.

Otras consecuencias

La carencia de vitamina D puede conducir a una pérdida de densidad ósea, loLa carencia de vitamina D puede conducir a una pérdida de densidad ósea, lo que puede llevar a sufrir osteoporosis y fracturas (huesos rotos). La deficiencia severa de la vitamina D también puede conducir a otras enfermedades. En niños, puede causar raquitismo, enfermedad que hacer que los huesos se vuelvan blandos y se doblen. En adultos, la deficiencia severa de la vitamina D puede provocar la osteomalacia, que causa huesos débiles, dolor en los huesos y debilidad muscular.

¿Existen síntomas que indiquen falta de vitamina D?

Por lo general el déficit de esta vitamina no presenta síntoma alguno. Sin embargo, en algunas ocasiones la falta de este tipo de vitamina puede producir cansancio, dolor o debilidad muscular, sobre todo en la parte inferior de la espalda y en las caderas.

Estos síntomas solo aparecen cuando los niveles se mantienen muy bajos durante mucho tiempo.

Consejos para aumentar sus niveles

  • Procurar comer alimentos que la contengan: La vitamina D está presente en algunos alimentos como son los pescados grasos (por ejemplo, salmón), la yema de los huevos, la carne y los alimentos fortificados.
  • Tomar sol todos los días: Esto ayuda a que el cuerpo sintetice vitamina D. Obviamente, esto debe ser hecho con precaución, aplicando bloqueador y a las horas en que haya menos daño.
  • Consumir Suplementos de vitamina D: Existen preparados diarios y también concentrados para tomar semanal, quincenal o mensualmente. Cuando no es suficiente, puede combinarse la suplementación de vitamina D con la ingesta de calcio.

Esos suplementos, deben ser indicados por el médico tratante quien será quien controle si han aumentado o disminuido los niveles de vitamina D.

Para saber si tus niveles de esta vitamina están bien equilibrados, es importante realizar un chequeo para así determinar si es necesario un tratamiento o si sólo se deben cambiar ciertos hábitos.

Nuestros profesionales de Vafamed están altamente capacitados para orientarte y juntos poder regular lo que se deba arreglar. Recuerda que tu salud es prioridad. Agenda tu hora ya!!